viernes, 2 de marzo de 2007

Patadas al diccionario

Cuando abres un periódico lo normal es que te lleves un disgusto por la cantidad de patadas que a través de ellos recibe el diccionario. Pero lo que me he llevado esta mañana al leer "El Adelanto" ha sido una gran alegría, pues en su página de opinión aparecía un artículo con el mismo título que esta entrada, y en él el periodista se quejaba, precisamente, de lo mismo que nosotros: de las gravísimas incorrecciones lingüísticas que se cometen a través de los medios de comunicación.
La alegría fue doble, pues da la casualidad de que ese periodista era amigo mío hace muchos años, y hace más de cuarenta que no sabía nada de él.
En el artículo en cuestión aparecen tres ejemplos de frases mal utilizadas y muy frecuentes en los medios radiotelevisivos: 'estar arropado por Fulanito y Menganito', 'estar reunido' y 'vestir ropa divertida'; no me resisto a remedarle.
El DRAE contiene tres acepciones distintas del verbo 'arropar'; la primera es "cubrir o abrigar con ropa", y desde luego no es aplicable al caso. Tampoco lo es la segunda ("cubrir, abrigar"), que es casi idéntica a la anterior. Con lo cual, por eliminación, la frase en cuestión ha de referirse a la tercera acepción. Pero dudo mucho de que Fulanito y Menganito sean dos bueyes utilizados como cabestros, y más aún que la persona supuestamente 'arropada' sea una res brava, pues ése es precisamente el significado de la tercera y última acepción: "dicho de los cabestros: Rodear o cercar a las reses bravas para conducirlas".
Una buena parte de las veces que intentamos hablar por teléfono con un "ejecutivo" (la proporción de ocasiones en que ocurre aumenta exponencialmente cuanto más alto es el cargo y menor la categoría del que lo ocupa), sólo conseguimos que su secretaria nos diga que "está reunido". La sexta acepción que el DRAE recoge del verbo estar, y que creo que es la aplicable, dice que consiste en "hallarse en un determinado estado", y pone como ejemplos estar triste, rico, sordo, convencido, satisfecho; dado que "reunir" es volver a unir algo que previamente se había separado, lo que realmente significa "estar reunido" es que la persona de que se trate vuelve a tener unidas las partes de su cuerpo. Y no creo que esto sea lo que pretendía transmitir el periodista.
En cuanto al tema de la ropa divertida, ¿de verdad es posible que una ropa sea divertida? Como en "El Adelanto" se dice, la ropa de vestir nunca es divertida o aburrida porque la diversión y el aburrimiento son "consecuencia de una acción prolongada": puedes divertirte o aburrirte viendo un desfile de moda, pero lo que te divierte o aburre es el desfile, no la ropa.

9 comentarios:

Arroba dijo...

Qué suerte encontrarte con un amigo de la infancia que coincide con tu afición a enderezar nuestro mal uso del lenguaje.
Podías invitarle para que nos echara una mano, aunque con eso no quiero decir que tu mano, Paladín, no nos guie sabiamente.
Estoy de acuerdo con su entrada en todo pero en lo de la ropa divertidam no sé...
¿un pantalón con un remiendo en el culo, no resulta divertido incluso cuando está quitado? He visto a menudo ropa que me hizo exclamar ¡que camisa tan divertida! o faldas u otra prenda.

Ruth dijo...

Leyendo tu post he llegado a la conclusión de que yo (aquí el de que está bien puesto, ¿no?), que me tenía por una tiquismiquis del lenguaje, hablo fatal, porque uso las tres patadas que se mencionan en el artículo. Qué fino hiláis tu amigo y tú: yo me suelo fijar en el clásico "olor de multitudes" o "habían muchas personas", pero a tales extremos no llego.

nac dijo...

Estoy de acuerdo con Arroba. Tiene que ser divertidísimo ver a alguien que le ha quitado al pantalón el remiendo del culo. ¿O te refieres a quitarse los pantalones con remiendo y todo?. ¡Qué liooooooo!

Angelusa dijo...

A ver, a ver, señoras y señor, no quiero decir que no, porque en ocasiones una duda si quien escribe o habla en los medios es realmente un periodista (que se entiende que tiene obligación de saber manejar el lenguaje de forma impecable) pero a veces también sucede, estoy segura, que cuando hablamos o escribimos lo hacemos no me manera literal, sino metafórica. Y digo que estoy segura de eso porque yo lo hago. Quiero decir con esto que para evitar, sobre todo en un texto, redundancias, optas por un sinónimo aunque las acepciones de éste, salvo una, no sean comunes entre sí. Ahí va un ejemplo cutre para ilustrar: soñar/ansíar.
Así, en los ejemplos que pones, Paladín: estar arropado sin duda quiere decir que está "abrigado" (supongamos que en su dolor ) por menganito y el otro.
Y en cuando a estar reunido, se entiende que el ejecutivo está manteniendo una reunión. Reunión, reunido... ¿pillas?.
reunión.
1. f. Acción y efecto de reunir.
2. f. Conjunto de personas reunidas.

Otra cosa es que su secretaria sea una mentirosa compulsiva y el tipo esté limándose las uñas.
Y en cuando a “vestir ropa divertida”, pues… la de los payasos mismamente, o la de Ágata Ruíz de la Prada cuando va de boda.
Quiero señalar con esto que la manera de redactar es tan personal como…, como… (no me sale ningún ejemplo ahora), y que lo realmente lamentable del lenguaje son las muletillas que se utilizan para “maldescribir” el acontecimiento (ya hemos hablado de ellas y Ruth cita algunas).
Es que si utilizamos el lenguaje al pie de la letra, estaríamos muy limitados y los pobres poetas seríamos una especie extinguida.
Por lo demás, totalmente de acuerdo con ustedes.
Un besito.

Arroba dijo...

No me explico como puedo tener tan poco criterio.
La Angelusa tiene más razón que un santo.
Uy, Mira fíjaos lo que acabo de decir
"Tiene más razón que un santo" ¿acaso que el diccionario describe al santo como persona cargada de razón? No, sin embargo...
Es solo un ejemplo, pero apoya la tesis de Angelusa (porque es toda una tesis eso que expone)
Si nuestro amigo periodistá leyera el comentario de Angelusa, quizá cambiara de parecer ¿Y tu que dices, paladín?

Paladín dijo...

Angelusa, estoy de acuerdo con tu comentario, pero al mismo tiempo pienso que éste no quita un ápice de valor a lo afirmado en la "entrada"; y no tomes esta afirmación en el sentido de que todo lo que en ella se dice lo sea con "más razón que un santo", en palabras de Arroba, pues es más que discutible que sea así.
Sin embargo, que hablemos o escribamos con frecuencia en sentido metafórico no impide que metaforizar 'arropar' con el sentido de abrigar es muy probable que molestase a los arropantes y al arropado si supieran que se les estaba comparando con unos cabestros y una res brava.
Y naturalmente que lo que la Secretaria quiere decir, cuando afirma que su jefe está reunido, es que está manteniendo una reunión; pero, aunque ella no lo sepa, no es eso lo que realmente dice.
No es difícil que en un futuro no muy lejano todo lo que en la 'entrada' se recoge como incorrección sea admitido por el DRAE debido, simplemente, a la evolución natural del lenguaje (que, en efecto, no tiene por qué usarse al pie de la letra). Pero, en mi modesta opinión, eso no ha sucedido aún.
Hablando de otra cosa, ¿cuándo nos harás disfrutar con una 'entrada' en lugar de limitarte a simples comentarios? Y aquí sí que hablo con conocimiento de causa, pues pasear por tu 'cuaderno' es una verdadera gozada.

Arroba dijo...

Como val lla al lla, Sr. Paladín, le meto un brazo por una manga
¿ "simples comentarios"?.
oigaaaaaa, oigaaaa
con lo que cuesta parirlos diosmioooooooooo
Tenga en cuenta que los comentarios no son de cortar-pegar, ejem, ejem.
Un poco de respeto a la plebe

Paladín dijo...

No se enfade Vd. conmigo, Dª. Arroba, y párese un momento a pensar en que la gran riqueza gramatical de nuestro lenguaje hace que al alternar en una frase las posiciones respectivas del sustantivo y del adjetivo se cambie el significado (o, al menos, yo lo veo así, quizá por la zona en que casi siempre he vivido); por ello, "simples comentarios" no tiene nada que ver con "comentarios simples": los "simples comentarios" son sencillos, sin complicaciones ni dificultades, y los "comentarios simples" son sosos, sin sazón ni sabor.
Como ejemplo de "simple comentario" puedo ponerle precisamente éste, que podrá estar equivocado, pero no creo que sea un "comentario simple".

Alfonsno dijo...

Hola.

Es posible que que me equivoque por cuestiones culturales o geográficas, pero, hablando de un encabezado del blog en el que se anuncia quiénes son los invitados, o participantes, dice: CONTRIBUYENTES.
En mi país al menos esta palabra sólo se aplica a quienes pagan contribución al Estado y no a quienes participan, colaboran y escriben en una página.
Saludos y disculpas que escriba aquí, pero no encontré una entrada para opinar en la página principal.